Al acabar este año, el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) va a despedir a 90 científicos, cancelando sus proyectos de investigación y haciendo que la ciencia española de un nuevo paso atrás. No será el único caso, afecta a más centros de investigación, y coincide con la situación de estrangulamiento de la Plataforma Solar de Almería, el mayor centro en investigación solar de Europa.

No puede decirse que sea sorprendente. Desde que Rajoy llegó a la presidencia del gobierno, los recortes en ciencia y tecnología han sido constantes. Muchos centros de investigación han visto reducida drásticamente su actividad y otros, simplemente, han desaparecido. El que estas líneas escribe lo puede asegurar por haber padecido en carne propia la ira anticientífica popular, pues estaba trabajando en uno de esos caídos, la Fundación Ciudad de la Energía. Sólo cuando aparece alguna noticia podemos recordar que una vez “eso lo hacíamos nosotros”, como recientemente me sucedió con la planta islandesa de captura de carbono. Eso era precisamente lo que se hacía en la Fundación, en Ponferrada, y durante unos meses fuimos la referencia mundial. Tal vez ahora estaríamos hablando de una ventaja tecnológica clave, pero eso es ya un contrafactual.

La evolución del gasto en I+D en España refleja esa pulsión anticientífica de la derecha, coherente con otras políticas, por ejemplo la de medio ambiente. Si no se van a tomar medidas en materia de cambio climático, y de hecho los que deberían ser gestores son los primeros escépticos… ¿Para qué pagar científicos que digan que la amenaza del clima está cada vez más cerca? No puedo estar más en desacuerdo con este enfoque “tipo Trump”, pero cierto es que al menos es coherente. Reduces el gasto en investigación y le pides ayuda a la virgen: puro PP.

La respuesta a estas observaciones desde el gobierno y sus defensores suele ser el gran éxito de la política económica de este gobierno, que se manifiesta en la creación de empleo. Y es rigurosamente cierto, que nadie lo dude. Sólo cabe señalar un par de detalles significativos: por una parte, empieza a ser común que tener trabajo no signifique poder tener unos ingresos suficientes para la subsistencia; por otra, entre 2012 y 2016 el número de camareros se ha duplicado. Es, me temo, la guinda del pastel.

Anuncios

Aunque las asociaciones ecologistas tienen gran capacidad de difusión y son capaces de fijar la atención pública en algunos problemas ambientales, lo cierto es que la regla es que estos pasen desapercibidos hasta que pasa algo grave (los ejemplos abundan) o se hace una acción espectacular. Obviamente, vivimos en momentos en los que es complicado mirar a otras cosas que no sea el “monotema catalán”, y tal vez por eso el gobierno ha iniciado los pasos para una modificación legislativa inquietante.

Read More

Aunque toda la atención de los últimos meses ha estado centrada en el problema de la estructura territorial del Estado, lo cierto es que tenemos en este país otros más importantes, a los que obviamente no se les dedica ni un minuto de reflexión… hasta que explotan en nuestras manos. Es lo que ha sucedido este fin de semana en Galicia, y no sólo allí, con los incendios forestales. El área afectada estos días es más amplia, pues habría que incluir también Asturias y León, y no puedo dejar de pensar en el gran incendio con el que abríamos la temporada en la no muy lejana Sierra de la Cabrera.

Helicóptero en tareas de extinción

Read More

A comienzos de este año nos enteramos de un proyecto que desde su misma concepción ha generado debate, cuando no polémica. Se trata del plan de una cooperativa navarra de construir una granja con capacidad para 20.000 vacas lecheras en Noviercas (Soria). Para los urbanitas cabe señalar que una explotación estaría en la media regional con 50 de ellas (la media nacional esta 10 por debajo), así que hablamos de una megainstalación de ganadería industrial.

Read More

Al parecer, este verano va a convencer a más de uno sobre la realidad del cambio climático. El desorden climático y los fenómenos asociados son ya tan evidentes que no hay forma de mirar para otro lado. Esto podría ser una buena noticia, si no fuera porque llegamos bastante tarde. No es que quiera ser pesimista, es lamentablemente la cruda realidad, y eso no quiere decir que podamos tirar la toalla: mitigar, reducir emisiones, es esencial para que las cosas no empeoren aun más. Para saber hasta qué punto estamos mal, sugiero el reportaje de eldiario.es en torno a los incendios, en el que se podrá apreciar cómo una política territorial equivocada se termina pagando.

cereal

Ahora nos enfrentamos a incendios voraces y tormentas devastadoras, y esperaba encontrarme en las redes debates sobre la relevancia de la adaptación frente a la mitigación, sobre si son preferibles políticas transversales frente a sectoriales… y me he encontrado con una pregunta perturbadora ¿es la democracia una forma de gobierno adecuada para afrontar el desafío climático?

Read More

La celebración del Orgullo, un fasto comercializado globalmente que no ha hecho que se olvide su carácter reivindicativo pese a todo, ha coincidido (entiéndase la ironía) con la propuesta legislativa de Ciudadanos sobre maternidad subrogada. En principio son dos fenómenos independientes, pero reconozcamos que han sido vinculados por un hecho común: el poderoso papel del dinero como vía de normalización.

Read More

No es que sea una sorpresa, pero parece que estaba esperando el momento. Como si supiera que hoy es el Día Mundial del Medio Ambiente, el presidente de los Estados Unidos decidió conmemorarlo anunciando hace un par de días que va a iniciar el proceso de retirada de su país del Tratado de París. En el fondo, es sólo un aspecto formal. Lo cierto es que la tímida política climática de Obama ya había empezado a ser desmantelada, y más allá de firmarlo o no, lo relevante del tratado es su cumplimiento a través de políticas concretas. Lo que son las cosas, de esta forma Estados Unidos se pone en el mismo nivel que Nicaragua y Siria, que son (eran) los únicos que no han firmado el Tratado. Desconozco las razones por las que ambos gobiernos no lo han hecho, aunque en el caso de Siria puedo llegar a entenderlo. Ahora bien ¿Significa esto que la lucha contra el cambio climático ha fracasado? Bueno, aunque es un revés duro, mi respuesta es no.

Read More