Contraataque nuclear

Llevamos algunos meses viendo como el lobby de la energía nuclear se rearma ideológicamente (lo digo sin ironía), intentando resucitar la energía de fisión como la salvación para las necesidades energéticas mundiales. Dado el contexto en el que nos movemos no resulta extraño, claro: la demanda energética sigue creciendo, el precio del petróleo es cada vez más volátil (esto es, inestable e impredecible a corto plazo) y la presión pública derivada de la conciencia del cambio climático es creciente.

La industria nuclear ha iniciado una ofensiva en toda regla, con una línea argumental clara: ellos no generan gases de efecto invernadero, suponen un volumen de inversión muy grande que se traduce en desarrollo tecnológico y empleo, la energía obtenida es barata y constante (lo que permite la amortización efectiva de las inversiones), e independiza a los países que la emplean. Tal y como están las cosas, suena todo a música celestial.

La realidad, sin embargo, es tan sucia como el carbón, si no más. Greenpeace ha contraatacado, y nos propone un decálogo en su campaña que me ha parecido muy interesante por lo sintético y preciso de las respuestas, pero yo cambiaría un poco el orden, y me centraría en cuestiones económicas, sin abandonar, aunque las dejaré para el final, las ambientales y sociales. Véase por qué soy antinuclear.

Para empezar, porque la energía nuclear es demasiado cara. La parte más visible, la central, es una inversión tremenda, y eso no lo niega nadie. Lo que ya no es tan visible es el resto de costes del “ciclo”: preparar el combustible antes de su uso, y tratarlo y almacenarlo posteriormente. Esta última parte es la peor, porque es permanente (algunos residuos son radiactivos durante varios miles de años), y ese coste no se traslada a los precios, sino que se asume en los impuestos. Simplemente haciendo una correcta imputación de costes nadie se plantearía construir centrales. Además, es la energía que menos empleo genera por kilowatio producido, según datos de Comisiones Obreras publicados en un informe de febrero de 2008. Es cara y las inversiones son cuantiosas ¿por qué hay entonces empresas interesadas en hacer centrales nucleares y explotarlas? Para los constructores, el negocio es fantástico, qué duda cabe. Para quien la explota, el negocio está en tener secuestrada a toda la población: cualquier sobrecoste o incidente terminará siendo repercutido al Sector Público, y eso partiendo del hecho de que la gestión de los residuos no entra en el balance.

Buena parte del debate se basa en la necesidad del aporte energético de estas centrales, pero este es un juicio que obvia el problema de fondo: el exceso de consumo. La única forma de tener una estructura de producción y consumo energético sensata es reduciendo el consumo y mejorando la eficiencia. Ya no es sólo la sostenibilidad o el cambio climático, se trata de no derrochar algo que no tenemos. Porque ahí está otra de las falacias habituales, la independencia energética. En España no se produce uranio, con lo que el problema seguirá siendo el mismo, con el agravante de que las estimaciones sobre reservas son más pesimistas que para el petróleo.
En torno a la “necesidad” de las nucleares también se habla en relación a mantener o incrementar su aportación a la producción energética total como forma de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y así luchar contra el cambio climático. Cabría admitir este argumento si la demanda energética fuera en esa dirección, pero lo cierto es que la que más ha crecido en los últimos años es la derivada del transporte. En España es el transporte el principal foco emisor de gases de efecto invernadero, y el desaforado incremento del parque móvil el principal problema para cumplir los compromisos de Kyoto.

Para el final me dejo dos “problemillas menores”, que parece que no inquietan lo suficiente. Para empezar, la energía nuclear es muy peligrosa, y no se trata sólo de recordar Chernóbil, que no está mal y debería ser suficiente. Ya hemos visto que un fanático puede forrarse de explosivos y lanzarse contra cualquier cosa, y es evidente que todas las centrales nucleares son blancos prioritarios. A los riesgos de explotación convencional se une este otro factor absolutamente impredecible. Pero además hay un segundo “problemilla” que me parece determinante: la energía nuclear es la más sucia posible. Las centrales generan residuos radiactivos cuya peligrosidad permanece durante decenas de miles de años y cuya gestión es una cuestión no resuelta. La vida de muchos residuos es mayor que la de toda la historia escrita de la humanidad, por lo que nadie sensato puede decir que están almacenados en un sitio seguro; el mejor almacenamiento que sea posible concebir es, en estos parámetros de tiempo, provisional. No se puede, por tanto, incorporar la gestión de los resíduos a los costes porque el coste es, prácticamente, infinito. Los arqueólogos del futuro (si es que los hay) tendrán un trabajo mucho más peligroso y menos interesante que los actuales, desde luego.
.

yosoyantinuclear

Anuncios
2 comentarios
  1. A este paso puede que se rearme la Central Nuclear de LEMONIZ, Euskadi. Y toda aquella lucha del pasado que costó tantas muertes y amanazas, sea concluida, aprovechando una crisis que no hemos hecho los ciudadanos sino la “élite” con sus lobbys.

    • peliculero dijo:

      Personalmente veo muy difícil reactivar al dinosaurio nuclear visto como están las cosas en España. La crisis ha frenado el consumo de electricidad, ahora mismo no hay sitio para todos, y el gobierno está obligado a mantener la apuesta por las renovables, aunque siga dando bandazos y prodigándose en guiños hacia otras fuentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s