Salvar Daimiel

Las Tablas de Daimiel son un ejemplo. Desde la perspectiva de un modelo tradicional de desarrollo económico, de un cierto éxito en el impulso de actividades económicas, y desde la óptica de la ordenación y gestión del territorio, del más absoluto fracaso.

El modelo económico exitente es insostenible, y el indicador por excelencia es el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, que lleva agonizando 15 años, y que ya estaría muerto si no fuera porque, al ser patrimonio de la humanidad, su desclasificación supondría un descrédito internacional.

La última idea para mantenerlo con vida no es cambiar el modelo, sino inyectar aguas residuales depuradas, que es una versión a gran escala, cara y con dinero público de los cuidados paliativos para enfermos terminales. Mientras tanto, la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, responsable directo del fracaso, se muestra incapaz de plantear y gestionar un nuevo modelo de ordenación territorial basado en la sostenibilidad, única forma de mantener el valor ambiental y económico del Parque.

¿Es razonable dar por muerto el Parque, dejar que las cosas sigan su curso y no intervenir? Es una decisión difícil, pero tal vez sea la única forma de enfrentarnos a la realidad. Un modelo económico que no se acomoda a la realidad física termina en quiebra ambiental, y tal vez sea bueno que esto sea socialmente visible.

Tal vez, para salvarnos todos, para empezar a trabajar por un modelo sostenible, haya que empezar por no salvar Daimiel.

Anuncios
2 comentarios
  1. Oxys dijo:

    Si es un espacio protegido, será por algo. No es tolerble que un espacio tan valioso para La Mancha desaparezcca sin más. Los gobiernos, nacional y autonómico, deben esforzarse por mantenerlo, y después habrá que trabajar con los agricultores, porque ellos tienen derecho a regar sus tierras.

    • peliculero dijo:

      Es cierto que en el momento de la declaración tenía un indudable valor ecológico, pero esto ya no es así. ¿hay que mantener esa designación, y lo que supone, sobre un espacio quee ya no posee los valores que lo distinguieron?
      Las Administraciones Públicas debieron actuar con rigor cuando, hace una década, las señales de alarma saltaron y era posible la correccción sin grandes costes añadidos. El coste ahora es enorme, y sobre todo desde la perspectiva de un uso alternativo de los fondos en una coyuntura como la actual.
      Y desde luego, hay que trabajar con los agricultores, porque si no empezamos a implantar de manera masiva un modelo más sostenible, la próxima quiebra será la del sector agrario manchego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s