Negación y miopía

El diario Expansión publicó el pasado 19 de Enero un artículo de opinión de Juan Ramón Fernández Arribas que recomiendo leer. A todos aquellos que estén razonablemente informados sobre lo que es y lo que significa el cambio climático, les va a parecer un insulto a la inteligencia, y eso es precisamente lo que tiene de interesante. Será mejor explicarme.

El artículo ofrece una serie de comentarios bien presentados sobre algunas pretendidas contradicciones en el discurso científico, con observaciones más o menos agudas. Si el lector no está muy documentado, dejan en él el poso de la desazón en torno a esta cuestión. Si por el contrario quien se acerque al texto tiene un cierto grado de información verá que no hay por donde cogerlo. Muchos de los comentarios de lectores intentaban hacer una crítica punto por punto, lo que me parece completamente estéril. Al final, el autor pretende hacernos ver que hay tres posturas científicas, los que confirman el problema del cambio climático, los que lo niegan y los escépticos, y se da igual valor a todas para mantener una actitud escéptica, que al final parece muy sensata.

Lo que el autor no dice es que no hay tales posturas. Para la comunidad científica lo que está en discusión es la dimensión y velocidad del cambio, no si lo hay: hace décadas que no hay publicaciones científicas que nieguen esta cuestión. Sin embargo, sí hay un considerable número de periodistas (espero que bien pagados por los intereses empresariales ligados a los combustibles fósiles) que, carentes de una teoría contraria, se limitan a introducir incertidumbre en la opinión pública y en las instancias políticas.

Dicho de otra forma: ante la pregunta de si hay o no un proceso de cambio del clima del planeta originado por la acción humana, los científicos llevan 20 años diciéndonos que sí, cada vez más alarmados ante la gravedad de los indicadores, pero con discrepancias sobre la evolución y velocidad de los cambios. Ante eso, un cierto sector empresarial prefiere mantener su posición de privilegio y transmitir confusión. Personalmente, soy incapaz de entender esta actitud, que es tanto como negar la evidencia y ser tan miope como para no ver que solo tenemos este planeta para gastar los beneficios.

Anuncios
5 comentarios
  1. Vale. Pero no tomamos medidas extraordinarias que empobrecen a todos basándonos en suposiciones no contrastadas.

    El informe Stern ya dijo que. Sí, y el informe Longborg, y otros tantos ya dijeron lo contrario. Y sobre todo que el informe Stern decía que si había tanto calentamiento, que no se sabe, y si las consecuencias eran tales, que aun se sabe menos, entonces era buena idea económicamente cortar drásticamente el CO2. Claro.

  2. Puntos de vista. Para mí es como estar jugando a la ruleta rusa y entregar la mitad de tus ahorros para evitarlo, sin preocuparte de averiguar si el juego es con una pistola de verdad o una pistola de agua.

    Si opinas que hay que cambiar de modelo económico, exponlo tal cual, y trata de convencer a la gente. Y si te preocupa el clima, demuestra el motivo de tu preocupación, y lo creeremos. Pero lo que no vale es cambiar de modelo económico por motivo del clima, sin demostrar que haya un problema con el clima.

    Vamos, digo yo.

    • peliculero dijo:

      Los que entendemos que hace falta un nuevo modelo económico no planteamos, en general (no conozco todas las posiciones) que exclusivamente sea por el cambio climático. De hecho, muchos lo hemos venido diciendo antes de tener idea de este tema. Más bien, esto es un elemento más que puede hacerlo más urgente, y que puede condicionar la toma de ciertas decisiones en favor de una mayor equidad.
      Por otra parte, la toma de decisiones políticas y económicas siempre se hace en condiciones de incertidumbre: no sabemos si la pistola es de verdad, no sabemos si las balas son de verdad, ni siquiera si realmente hay juego. En términos actuariales, solo cabe calcular la relación de coste/ beneficio de actuar contra la de no hacerlo. Sobre ese particular, el Informe Stern ya dejó claro que era mejor actuar que no hacerlo.

  3. Personalmente, soy incapaz de entender esta actitud …

    Pues si no te importa, trato de explicártela. (Casi) todo el mundo científico acepta la idea de que un aumento del CO2 provoca un aumento de la temperatura del aire. Del orden de 1º C por doblar la cantidad de CO2. Por ejemplo, si no hacemos nada, hacia 2.100 habría un grado más de temperatura global media, y el doble de CO2 en el aire. La apuesta razonable es que eso no solo no sería malo, sino que sería buenísimo, puesto que toda la vegetación crece más )por el CO2), y el calor es mejor que el frío en general para la biosfera.

    El problema está en como reacciona el muy complejo sistema climático a ese pequeño aumento de calor del aire. Puede reaccionar aumentádolo, que es la tesis alarmista. Puede no reaccionar. Y puede reaccionar disminuyéndolo hasta hacerlo imperceptible. Los “escépticos”, que tú llamas muy alegremente e impropiamente “negacionistas”, tienen poderosas razones y datos para pensar que la reacción es negativa (disminuyendo el calor producido por el CO2).

    Y ese es el resumen de una muy válida discusión científica, que está muy lejos de resolverse. Y en cinco o diez años, como el sistema climático siga sin calentarse -lleva así desde 1998 ó 2000, la teoría alarmista va a tener muchos problemas.

    Saludos.

    • peliculero dijo:

      Desde el punto de vista social y económico, esa discusión es irrelevante, así como los pretendidos escándalos del IPCC. Importa que el cambio tiene un origen bien delimitado, que los efectos no son homogéneos en todo el planeta, y que es el momento de cambiar de modelo económico. Por poner un ejemplo: esto es como estar jugando a la ruleta rusa y empezar a discutir sobre si hay una o más balas en el tambor, o si alguna es de fogueo… ¡el problema es el juego!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s