Las sirenas del FMI

El Fondo Monetario Internacional, después de haber estado desaparecido durante lo más crudo de la crisis financiera mundial, se encuentra ahora la mar de activo. Ha hecho saltar las alarmas, por una parte, aplicando su clásico recetario, esta vez a Grecia, y por otra advirtiendo de nuevos peligros que amenazan a la economía mundial.

En el caso de Grecia, no deja de ser interesante como todos los gobiernos de la UE aplauden el plan de reducción de gastos, cuando las consecuencias de actuaciones de este tipo son peores que los males que pretenden combatir. Lo que va a pasar es que el gobierno griego, en medio de una crisis social que ya ha estallado, podrá pagar a los acreedores internacionales a corto plazo y esto “tranquilizará” a los mercados financieros. Por otra parte, el brusco descenso de gasto público y de consumo privado generará una espiral deflacionista que va a dejar a la economía griega bajo mínimos durante una década. Todo esto lo podemos agradecer a la derecha griega, que no olvidemos es la causante del desastre, y además ha estafado a la Unión Europea ¿Cuándo van a meter a su expresidente en la carcel? Estaría bien que eso formase parte del “paquete de medidas”.

Luego están los nuevos peligros, claro. Para el FMI es siempre el mismo: el déficit público. No importa que en buena parte de los países de la OCDE sea por causa de la crisis financiera, esa que no pudo prever ninguno de sus expertos, para rescatar precisamente al sector financiero. Cuando hubo que hacerlo no les oímos ninguna advertencia, pero ahora sí es un problema según ellos. No es que podamos fiarnos mucho de quienes no pudieron prevenir la crisis que ahora nos castiga, yo más bien diría que nada, pero lo cierto es que tienen algo de razón. El dilema es que si nuestros gobiernos pasan a preocuparse ahora sólo del déficit, como se reclama desde el Fondo y como vocea la derecha, y en particular el señor Rajoy, tenemos muchas papeletas para retomar el camino de la deflación, que aun nos queda cerca. Las sirenas nos llaman, pero si las escuchamos mucho tiempo, como bien sabía Ulises, nos estrellarán contra los acantilados… de la deflación.

Anuncios
1 comentario
  1. peliculero dijo:

    La verdad es que el catálogo de desastres del FMI es tan extenso que no acierto a entender la utilidad de esta institución. Las políticas que promovió condenaron a Latinoamérica a perder una década de desarrollo, y en extremo oriente causaron tal malestar que sirvieron para dinamizar los hasta entonces tímidos movimientos de integración económica. Impresionante curriculum.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s