Primarias

Al margen de los temas clásicos del verano que comentaba en el post anterior, en este tenemos primarias en Madrid, al menos en el PSM. La verdad es que deberían ser norma en todos los partidos, y no un recurso extremo en unos pocos, pero eso da idea de la escasa calidad democrática de este país. En todo caso, aquí están y son una buena noticia…¿o no?

Vayamos por partes. Las primarias son elecciones internas en los partidos que sirven para designar a los candidatos a presentar a los diferentes procesos electorales, y son una forma muy democrática que evita la creación de estructuras oligárquicas en los cuadros dirigentes. El inconveniente está en que hemos tendido a asociar a los dirigentes de cada partido (cargos orgánicos) con puestos políticos (cargos institucionales), de forma que ahora se asume que una cosa lleva a la otra. Esto no sólo no tiene por qué ser así, sino que no siempre ha sido así. Ejemplos hay (el PNV, por ejemplo) y hubo (el propio PSOE hasta la dictadura) de que es posible en España actuar con democracia interna, que es de lo que se trata.

Cuando las primarias no son la vía principal, sino la salida de emergencia, el proceso es más delicado, y es lo que sucede en el PSM ahora. Para empezar, porque hay falta de costumbre, y eso se nota en ciertos giros y declaraciones. Además, muchos sectores quieren extraer conclusiones interesadas que, simplemente, no proceden, y de hecho ponen de manifiesto la escasa cultura de democracia interna que padecemos a todos los niveles. Sobre este particular, estaría bien que ambos candidatos esbozaran su modelo de comportamiento tras el 3 de Octubre, y considerando los posibles resultados, de forma que cortaran radicalmente estas distorsiones. Bien es verdad que el origen de esta historia ya tiene defectos, pero el proceso es recuperable si ambos contendientes actúan de manera positiva.

Me llama la atención la reacción de la caverna mediática y de la derecha en general. Obviamente, no se comenta el detalle de que en el PP no se produzcan este tipo de sucesos, más que nada porque la desconfianza en los mecanismos democráticos es consustancial a la derecha española. Eso de andar eligiendo es señal de divisiones internas y falta de liderazgo, vienen a decirnos, sin apreciar que lo importante es un proceso que en sí mismo fortalece a la organización y a sus candidatos, los legitima socialmente frente a otros modelos basados en la “inspiración divina” del líder.

Este proceso, como ya he dicho, dificulta la creación de oligarquías en los partidos, lo que tendría interesantes consecuencias como herramienta de lucha contra las corruptelas y los entramados de intereses. Es una razón por la que debería ser obligatorio en todos, pero puestos a ser sinceros no me imagino a Rajoy, Camps o Arenas pasando por unas primarias (de Aznar ni hablamos). En fin, que hay primarias y es una buena noticia: ánimo Tomás, y a ganar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s