Es verano

Llevamos un verano que, al menos en lo que a mí respecta, me está dejando bastante frío. Comenzó con un informe del Banco de España que no me dejó más que preguntas: ¿en qué soporte científico basaba el Banco sus recomendaciones de política económica? Vista la solidez de sus pasados análisis al sector financiero español ¿podemos fiarnos de sus consejos? Y por otra parte, dado que se trata de un órgano de supervisión ¿es procedente que haga las afirmaciones que hizo? En todo caso, la más seria es la última ¿es para el Banco de España una prioridad absoluta crear empleo?

De entonces para acá ha pasado un mes, que se ha consumido en la crónica agonía financiera de Grecia y la parálisis de la UE. Más frio. Porque ambas cosas son indicadores del fracaso de las políticas neoliberales que se extienden cual plaga de langosta por todo el continente. La agonía griega durará lo que se tarde en reconocer que el modelo nacido de Maastrich tenía una malformación interna derivada de la creencia irracional en la eficiencia de los mercados financieros, que impide que el BCE actúe como un verdadero banco central. Ahora bien, corregir esto implica crear un ente político transnacional que ha de ser supervisado por una cámara representativa y que tendría capacidades de supervisión de todos los gobiernos, que es tanto como reconocer que la moneda es uno de los elementos políticos más importantes de un Estado, y no sólo un instrumento financiero.

Y precisamente por eso los actuales gobernantes europeos están medio paralizados. Es infrecuente en la historia de la UE que coincidan tantos gobiernos del mismo color político (todos son conservadores salvo Grecia y España), y es precisamente esa homogeneidad ideológica la que conduce a la parálisis, porque la única solución real es fortalecer los instrumentos comunes: una Europa más política, vaya. Es justo el mensaje que la señora Merkel quiere oir… ¿llegará el calor en Otoño?

Anuncios
2 comentarios
  1. El Viajero dijo:

    Grandes noticias: Grecia y España no son gobiernos conservadores. En fin, sin entrar en la eficacia real de estos ¿para qué servirá tanto recorte si Estados Unidos suspende pagos? Eso dejará patas arriba las finanzas internacionales, y los neoconservadores norteamericanos parecen dispuestos a que suceda.

    • peliculero dijo:

      Pues haces buena pregunta. La verdad es que la derecha mundial mantiene desde hace décadas una pulsión antisistema difícil de entender. en este caso, la situación es tan grave, y las consecuencias tan impredecibles, que bien pudiera pasar que se generase un acuerdo tácito para “mirar hacia otro lado”. Sería una solución terriblemente inestable, y lo que es peor, un precedente peligroso. Lo que sí es cierto es que con alegre inconsciencia los norteamericanos nos están colocando al borde del abismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s