El negocio de la sanidad pública

La sanidad es, seguramente, el área en el que el modelo neoconservador que se está implantando en España a cuenta de la crisis resulta más evidente, y precisamente por ello debería hacernos recapacitar a todos, empezando por los varios millones de personas que votaron al PP y que dudo mucho de su capacidad de pagar lo que se nos viene encima.

La excusa es que no es sostenible financieramente, que es un coste inasumible. Por ejemplo, en Castilla-La Mancha están al borde de la privatización de cuatro hospitales públicos, y se esgrime esa argumentación. Una de las empresas con cada vez más intereses en España dedicado a estas labores se llama Capio, un nombre que a muchos madrileños ya les es familiar. Curiosamente, figura entre sus accionistas D. Rodrigo Rato, claro que una empresa multinacional cuenta con muchos… Por otra parte, que el marido de la presidenta de Castilla La Mancha tenga intereses empresariales en este sector tampoco debería escandalizarnos, y mucho menos que el consejero de sanidad de Castilla La Mancha sea hermano de la subdirectora de investigación de esta empresa. Todos tenemos derecho a ganarnos el pan.

La vía por la que esta empresa se quedará con la gestión de los hospitales es obviamente legal, pero de dudosa honradez, no tanto por su parte como por la de los políticos que la van a efectuar. La estrategia pasa por devaluar el servicio a través de la asfixia financiera, declarar el exceso de gasto que supone y finalmente abrir a la iniciativa privada la gestión.

En la Comunidad Valenciana Ribera Salud es el principal concesionario y participa ya en la gestión de varios hospitales. Su accionista fundamental es Bankia (¡qué cosas!) y se encuentra en negociaciones con Capio para venderle la propiedad. En todo caso, Capio no es la única empresa interesada en profundizar en el negocio de la gestión de la sanidad pública.

Ahora bien, si los hospitales son una ruina, ¿por qué entran las empresas? Tal vez porque no es cierto que lo sean. En estas fórmulas de financiación público-privada se integran concesiones de obra pública, financiación, gestión (y en algunos casos la prestación de servicios), terminan a cargo de consorcios integradas por constructoras, bancos, aseguradoras y empresas de servicios. La constructora hace el edificio al precio que quiere, el banco lo financia con las condiciones que le apetecen, las operaciones se aseguran al coste que haga falta y la empresa explotadora fija los servicios y costes que estima oportunos. Una vez entregado el centro, la Administración paga un canon anual por 20 o 30 años, que por su naturaleza es gasto corriente en el presupuesto, y que obviamente es varias veces superior a lo que costaría si, directamente, el Sector Público hiciera el hospital y lo gestionara. Un gran negocio, típicamente español, en el que no se aporta valor y se vive a costa del Estado.

Anuncios
2 comentarios
  1. Mikel dijo:

    Frente a este post que podría haber sido titulado “¿Hablamos de saqueo?”, la empresa sueca define a su actividad como “Colaboración con el sistema público”, según su web en España.
    http://en.wikipedia.org/wiki/Capio
    http://fr.wikipedia.org/wiki/Capio
    http://www.capiosanidad.es/UserController?event=2&idCenter=1
    http://www.capio.se/
    http://www.capio.com/
    http://www.capiosanidad.es/UserController
    Por su parte, en la Comunidad Valenciana (y en la madrileña: http://www.riberasalud.com/Puntos.asp?pid=1&id=7&vector=1,7) la empresa Ribera Salud, sin tapujos, ofrece un panorama extraordinario (¿?) en “Ventajas del Modelo Alzira” (http://www.riberasalud.com/Puntos.asp?pid=1&id=7&vector=1,7):
    Para los pacientes
    Calidad percibida. Humanización de la asistencia
    Trato personalizado. Mayor privacidad y confort
    Mayor accesibilidad. Menor tiempo de respuesta
    Libre elección Hospital y Profesional
    Tecnología al servicio del ciudadano
    Para los profesionales
    Estabilidad laboral. Sistema retributivo innovador
    Oportunidad de desarrollo y carrera profesional
    Docencia e Investigación
    Apuesta por la tecnología
    Para la Administración
    Descarga de los presupuestos públicos
    Coste inferior a la media de la gestión pública
    Inversiones a cargo del concesionario durante el período de gestión
    Pago capitativo. Transferencia del riesgo financiero
    Innovación en Tecnologías y Sistemas de Gestión
    Aportación de Recursos Humanos complementarios
    Debemos hacer hincapié en que la web de la empresa pone en mayúsculas la administración y los demás puntos estén en minúsculas? Creo que es la patita que se ve …

    • peliculero dijo:

      Me encantan las afirmaciones sobre las “ventajas” del modelo, en particular: humanización de la asistencia (para los pacientes), sistema retributivo innovador (para los profesionales), descarga de los presupuestos públicos (para la Administración). Al final todo se resume en que pasamos de ser ciudadanos con derecho a la sanidad a ser consumidores de un producto sanitario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s