Carta a un desempleado madrileño

Estimado conciudadano: los recientes comunicados de nuestra presidenta regional, Esperanza Aguirre, y el empresario Sheldon Adelson, a propósito de la iniciativa de Eurovegas, probablemente hayan supuesto un rayo de esperanza en el negro presente e incierto provenir que tenemos. Es posible que, gracias a eso, no percibas el tufo corrupto que desprende el promotor, que tiene un expediente en el FBI norteamericano de considerable envergadura en materia de blanqueo de dinero, corruptelas varias, tráficos ilegales,… si bien nadie ha demostrado nunca nada.

Para entender tu situación hay que pasar por ella, por eso puedo ponerme en tu lugar. Para alguien como tú, sin empleo, que percibe que todas las puertas están cerradas, que ve cómo están amenazados todos los logros de una vida de trabajo, poco importa la condición urbanística del terreno, o que se fume dentro de un casino. Sólo es importante que puedas conseguir un trabajo, que las cosas puedan mejorar.

Lo cierto, lo sustantivo en esta historia, es que no va a ser así. Lo que nos propone el tándem Adelson-Aguirre es una gigantesca estafa en la que unos pocos van a ganar mucho dinero, y muchos vamos a perderlo. Todo un clásico, vaya. ¿Y cómo va a ser esto? Veámoslo poco a poco.

Para empezar, habría que rebajar las cifras, tanto de inversión como de empleo. La inversión total se ha cuantificado en 20.000 millones una vez haya finalizado todo el proyecto, si bien no es probable que llegue ni a la mitad, que en todo caso sería muy importante. Pero es que, como muy bien ha explicado el promotor, no se va a hacer todo de golpe, sino progresivamente a lo largo de un periodo bastante largo (15 años), de forma que los rendimientos de las primeras fases vayan financiando las sucesivas ampliaciones. Por otra parte, solo va a invertir un tercio, el resto serán préstamos. Así que la inversión neta real por año, que es lo que moviliza recursos y crea empleo, va a ser bastante discreta.

Por lo que respecta al empleo, he llegado a ver hasta 260.000 entre directos e indirectos, que es una cifra que demuestra el nivel de ignorancia de nuestros políticos. Para que tengamos una idea de lo que significa, es el 8,5% de la población ocupada de la región madrileña. Todo el sector hotelero y hostelero regional ocupa a unas 175.000 personas, y ronda las 275.000 toda la industria madrileña. Siendo realistas, si tras la culminación de todas las inversiones en el plazo previsto (que recuerdo es de 15 años) se alcanzan 26.000 empleos, la décima parte, ya puede considerarse un éxito.

Después de esta inyección de realismo, podemos ver que la inversión va a ser suave, y la creación de empleo más aun: la media al año sería de unos 2.000 empleos. Y esto hay que encajarlo en el contexto de Madrid, que lleva destruyendo 100.000 empleos al año en los últimos cuatro… simplemente con que el dinero para el rescate de las autopistas de peaje radiales se destinara en los próximos tres años a restaurar los montes quemados este verano en la región se conseguiría un efecto neto más fuerte.

El “regalo” de Adelson viene con unas cuantas hipotecas en forma de impuestos que no va a pagar (para empezar, 10 años sin impuestos locales, y se quiere modificar la tributación del juego), o infraestructuras que le van a construir (eso me recuerda el tren hasta el parque Warner, a costa de los contribuyentes y ya cerrado). Por cierto,… ¿quién avalará los créditos del promotor? Entre lo que no paga el promotor y lo que añade la Comunidad de Madrid, por cada euro privado los ciudadanos ponemos otro

Por otra parte, ¿es razonable gastar dinero público en ayudar a un empresario que va a competir con otros ya instalados y que no las han recibido? Porque en Madrid ya hay casinos, y lo que nos proponen es subvencionar a sus competidores. Eso por no hablar de IFEMA, una rentable empresa pública que se encontraría financiando a sus competidores… nos proponen trasladar empleo de un sitio a otro, con un peaje intermedio intolerable.

Termino aquí, estimado conciudadano. He procurado exponer con sencillez los argumentos económicos por los que el proyecto Eurovegas me parece pernicioso para la Comunidad de Madrid: básicamente, porque no vamos a ganar nada, y vamos a perder bastante. Y no sólo dinero; la razón por lo que estoy absolutamente en contra no es estrictamente financiera: si el proyecto termina siendo un éxito se conseguirá asociar en todo el mundo el nombre de Madrid al juego, España será sólo una marca de ocio y jarana, y podremos olvidarnos de I+D, cultura, educación, industria, innovación,… no es la herencia que me gustaría dejar a mis hijos.

Anuncios
1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s