Ciencia y democracia

Tal vez nos hayamos acostumbrado ya a las malas noticias sobre centros de investigación que cierran y proyectos de sumo interés que agonizan por falta de financiación. De hecho, la ciencia española está al borde de un precipicio en el que la caída puede ser mortal: la diferencia entre niveles de conocimiento frente a otros países, en pocos años, hará imposible su recuperación. Y esto supondrá, además, condenar el desarrollo futuro del país. Obviamente, cuando la respuesta del gobierno es hacer de la religión católica una asignatura evaluable, queda claro cuál es el modelo de país que quiere la derecha.

No se trata solo de lo que pasará en el futuro, es también una cuestión que nos va a afectar en un plazo de tiempo corto. Es el caso del inminente cierre del Observatorio de la Sostenibilidad en España. El Observatorio ha venido desarrollando una notable tarea de evaluación del estado de nuestro medio ambiente (entre otras cosas) y de creación de conciencia en torno a la sostenibilidad, haciendo prospección sobre las tendencias observables y advirtiendo sobre el insostenible modelo de desarrollo que hemos venido creando. Tal vez por decir lo que nadie quiere escuchar, lo cierto es que al final de este mes cerrará sus puertas.

Todos los que nos dedicamos a cuestiones territoriales y ambientales echaremos de menos su trabajo. Como usuario habitual de su información me interesa saber dónde acabará el conocimiento acumulado, y personalmente me preocupa, además, el destino de sus trabajadores. Pero hay algo más inquietante aun, que habría que poner en el reciente contexto creado por la reforma de la ley de costas y el consecuente desmantelamiento de la protección al litoral. Cada vez va a ser más difícil tener información pertinente sobre el estado de nuestro medio natural, y mucho más una evaluación técnica rigurosa. La consecuencia de esto a corto plazo es un conocimiento ciudadano sobre estas cuestiones más limitado y de peor calidad, lo que sin duda influirá sobre las políticas ambientales a medio plazo. Estas influencias pueden ir en todas direcciones, desde el enfoque depredador del actual gobierno hasta un proteccionismo ingenuo. En todo caso, y dicho de otra forma, este cierre es una agresión más a nuestra muy castigada democracia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s