Presupuestos y creatividad

Al principio de este año reflexionaba sobre lo que cabía esperar de este 2013, y la verdad es que los resultados que se van avanzando confirman mis temores: si no hay política de reactivación, esta no se producirá. El gobierno, ajeno a las inquietudes de tantos, inició tras las vacaciones una intensa campaña de propaganda dirigida a convencernos de que la recuperación está a la vuelta de la esquina (visto que con algunas triquiñuelas hay algunos indicadores menos alarmantes), con la vista puesta en lo que suele ser el plato fuerte del otoño: los Presupuestos Generales del Estado.

Y es que los PGE son un problemón, porque a diferencia de la práctica política habitual del PP, son un documento público, se discuten públicamente, y contienen la misma información para todos (mercados financieros incluidos). En los Presupuestos de este año 2013, el Ejecutivo de Rajoy optó por la propaganda y formuló un pronóstico de crecimiento del PIB de -0,5%, que a todos los especialistas les pareció pura ensoñación. Los avances del INE o el Banco de España ya lo sitúan en el entorno del -1,3%, lo que es de hecho una mejora con respecto al año anterior, que se situó en el -1,7%. Cabe recordar que el ministro Montoro pudo hacer esto porque la llegada al poder del PP a final del año 2011 le brindó la oportunidad de escamotear un debate presupuestario real, amparado en una prorroga que no se materializó hasta marzo de 2012. También podríamos recordar las consecuencias financieras que esa maniobra supuso.

Para sus terceros Presupuestos, el gobierno popular ya no tenía posibilidades de funambulismo, no quedaba más remedio que ajustarse a la realidad aunque fuera un poco. Pero pensar así es subestimar la capacidad creativa demostrada en este terreno. Así, se parte de una previsión de crecimiento del PIB de 0,7%, y se construye una expectativa de ingresos en crecimiento (y eso que Hacienda ya ha reconocido que los ingresos tributarios de 2013 se quedarán cortos en 2.300 millones sobre la última revisión). Ese crecimiento se basa en recaudación por incremento de bases, dado que la presión fiscal está en máximos (si no se produce el crecimiento, se hunde el castillo de naipes). Con todo, la deuda seguirá creciendo, y se reconoce que se alcanzará la cima del 100% del PIB en 2014 (la hipoteca total que tendrá España a finales del próximo año alcanzará el 99,8% del PIB, el mayor nivel desde 1909). ¿Es posible que la economía española pase de una contracción del -1,3% (puede que más) a un crecimiento del 0,7%?

Por el lado de los gastos, sin novedad. No hay políticas de reactivación, la inversión pública retorna a niveles de finales del siglo pasado, y los ligeros incrementos en educación o I+D, o la pretendida “revalorización” de las pensiones permitirán al gobierno más propaganda. Se trata de una consolidación del modelo de adelgazamiento rápido del Sector Público promovido por la derecha. Es triste decirlo, pero en el mejor de los escenarios la recuperación que nos venden en 2014 será sin empleo, sin consumo, sin crédito y con persistentes reducciones salariales.

Anuncios
4 comentarios
  1. Profesor Tarantoga dijo:

    EN 2914 mejorará (levemente) el PIB pero seguirá subiendo el paro. Enterrado el ladrillazo y con el consumo interno depauperado, no se espera mejoría real. Normal, si la reforma está diseñada para devaluar internamente la economía. Y Marrano Rajoy jactándose en Japón de que aquí están bajando los sueldos.

    • peliculero dijo:

      Del desempleo no he dicho nada porque no hay discusión posible. Lo único que cabe preguntarse es cuanto va a subir, y que efectos van a tener sobre los indicadores algunas tendencias ya muy evidentes: por una parte, el desánimo de muchos desempleados de larga duración, que no tienen incentivos para registrarse (lo que hace que el paro registrado sea menor); por otra, el creciente número de trabajadores en la economía informal (que pueden o no estar registrados, o pueden declararse ocupados en la EPA); además, la continua hemorragia de nuevos emigrantes (lo que reduce la población activa total)… Creo que es cada vez más importante fijarse en el número absoluto de ocupados, porque la única forma de saber si nuestra economía se recupera es que su número aumente.

  2. Profesor Tarantoga dijo:

    Disculpe sr. Manolo, pero no es el déficit el que llegará al 100% en 2014, sino la deuda, más de 1 billón de euros. Y resulta que 2009 Rajoy acusó a Zapatero de “endeudar al país hasta el infinito”. En esa fecha, la deuda representó el 54% del Producto Interior Bruto. Al irse del poder, estaba en un 70,4% mientras que la media de EU-27 era un 82,5% en 2011.

    De presión fiscal no hemos visto nada todavía, en 2014 subidas en IRPF, Sociedades, IVA e IBI… y lo que se inventen por el camino.

    • peliculero dijo:

      Pues es verdad, no es el déficit, es la deuda. Ya lo he corregido. Es un clásico del PP acusar a gobiernos socialistas de endeudar al sector público, para luego desde el poder acumular deuda sin control (Gallardón es un maestro en este arte). La presión fiscal, en lo que a las rentas del trabajo se refiere, ya está en unas cotas muy considerables. La intensa acción devaluadora de rentas les está conduciendo a un callejón sin salida en el que un incremento de ingresos solo puede venir por una ampliación de bases, y eso solo es posible si hay más gente trabajando y cotizando ¿va a ser eso posible en 2014?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s