Dinero fácil

El pasado día 8, el BCE bajó los tipos de interés, dejándolos en un 0,25%. A la par, dejaba de remunerar los depósitos que los bancos tienen en la institución. El acontecimiento pilló por sorpresa a muchos analistas y periodistas, que inundaron los medios con su sorpresa ¿Cómo había que tomarse esto? ¿No estábamos saliendo de la crisis? Puestos a estar sorprendido, a mi no me sorprende la medida, lo que sí lo hace es que se adopte. El gobernador Draghi ya había dado muestras de independencia, pero ahora de paso ha decidido mandar un mensaje entre líneas: no me creo la propaganda de salida del túnel.

Estas cosas ayudan a la economía europea, a la española,… y a la autoestima de quien esto escribe. Al parecer, no soy el único que no se deja engañar por la cortina de humo que nos están levantando desde que empezó Septiembre. El mensaje del BCE es, en el fondo, inquietante: dado que su misión esencial es el control de la inflación, que baje los tipos es tanto como decirnos que no sólo no hay riesgo de inflación, sino de todo lo contrario.

El señor Botín seguirá recibiendo ingentes cantidades de dinero fácil, el ministro Montoro podrá creer que los salarios no han bajado (ya veremos qué pasa el día que descubra que el INE depende de la Administración Central), e incluso algún egregio empresario nos aclarará que ya hemos “salido de la crisis”, pero al parecer hay algunas personas con responsabilidad que no ven que la prosperidad esté a la vuelta de la esquina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s