El terremoto Bankia… de nuevo

Hace año y medio escribí un post sobre Bankia, cuando acababa de abrirse la caja de los truenos del rescate bancario y las necesidades de financiación crecían día a día. Ya entonces me parecía evidente que la sistemática política de distracción y elusión del gobierno iba a pinchar en hueso, y que el caso iba a tener una trascendencia que era inútil ocultar, aunque se procuraba.

Bien, al final ha resultado como esperaba, y aquellos esfuerzos han resultado tan ridículos como tratar de tapar a un elefante con un pañuelo. La publicación de los correos electrónicos del ex-director del Cajamadrid, Miguel Blesa, revelan la actividad de los últimos directores de la entidad (Blesa y Rato), y si Rato soporta sobre su espalda el peso de ser quien aguantó el rescate, es ahora Blesa el que ha de ver cómo todos nos enteramos que la cuarta entidad financiera de España era gestionada como el apéndice financiero del PP. Los correos del hijo del ex-presidente Aznar, lamentándose de que no se realizara un gasto de más de 40 millones en una colección de arte (de un amigo, claro), son un excelente indicador de cómo se hacían las cosas.

Mientras en Estados Unidos la cúpula bancaria y financiera pasó por la Cámara de Representantes a rendir cuentas del desastre económico en el que habían sumido al país, a cuenta de operaciones financieras complejas y de alto riesgo (cuando se vendía justo lo contrario), e incluso el presidente de la Reserva Federal admitió públicamente que no se habían hecho las cosas bien, aquí nadie ha respondido ni se ha responsabilizado de nada, entre otras cosas porque nuestro signo distintivo no es nada innovador: corruptelas, abuso de poder, clientelismo,… Si cualquiera de los gestores financieros de este país cuenta lo que hizo en el Congreso termina en la cárcel, probablemente acompañado de algún diputado.

El seísmo no parece que vaya a tener consecuencias de corto plazo, y de nuevo asistiremos al mecanismo de distracción y elusión. El PP en general y el gobierno en particular, amparados en “la recuperación que empieza” tiene mucha fe en que esto le ayude a “pasar el mal trago”, y lo practica constantemente. El problema empieza a ser que el recorrido es cada vez menor (por la prevista subida de la electricidad se ha responsabilizado ¡al gobierno socialista!), y los costes cada vez mayores. Si en este terremoto se está poniendo en cuestión a la práctica totalidad de la cúpula del PP madrileño… ¿Qué pasará en el próximo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s