Sondeos petroleros y negras justificaciones

Que el diario que ha sido la referencia informativa de España, El País, está en clara decadencia, es algo que se evidencia fácilmente. La crisis comercial se trasladó a una reducción de plantilla, con lo que el recorte de gastos empezó por quienes mantienen la calidad del producto (a la directiva que les arruina, ni tocarla). Una política clásica en este país, y el resultado salta a la vista. Si completamos eso con el giro a la derecha de la nueva dirección, tenemos el cuadro completo. Lo mejor para confirmar estas palabras es remitirnos a la fuente. Por ejemplo, en el editorial del pasado domingo 17 de Agosto, que justificaba los sondeos petroleros en Canarias.

Básicamente, la argumentación viene a decir que los sondeos no tienen por qué suponer un daño ambiental y están muy lejos de la costa, España es muy dependiente de importaciones (y necesitamos petróleo propio) y en el fondo es sólo una maniobra del actual presidente de Canarias, Sr. Rivero, para posicionarse de cara a las próximas elecciones.

IMG_20140801_203210914
Pues sí, hay muchas actividades que no tienen por qué crear perjuicios ambientales, pero terminan por hacerlo, y la lista de ejemplos es tan larga que ni me molesto en hacer menciones (bueno, una: seguro que en el Golfo de México la argumentación para explotar el petróleo fue la misma); abstenerse de realizarlas es lo que se conoce como “principio de precaución”. Lo que da idea del nivel técnico de los actuales redactores de El País es que pueda emplearse esa argumentación. Tampoco haré sangre con lo de la distancia; después de Cascos nadie sensato se atreve a emplear esa clase de construcciones mentales. Por otra parte, los beneficios potenciales nunca van a cubrir los daños: si se siguen haciendo esas prospecciones es porque quien las hace y va a ganar mucho dinero (Repsol) no es quien va a sufrir las consecuencias de un error, accidente o mala práctica. Es como jugar a la ruleta rusa con la cabeza de otro.

¡Ay, el petróleo! En efecto, en este país dependemos mucho de las importaciones de petróleo. Para atenuarlo podríamos invertir en ahorro y eficiencia, en energías renovables,… pero nuestro gobierno prefiere que Repsol busque petróleo, lo que garantizará sus beneficios a corto plazo, y seguramente alguna ayudita al partido y al ministro a la vuelta de un tiempo. Si las cosas salen mal, ninguno de ellos tendrá que soportar los daños, y pagaremos los contribuyentes.

En fin, es posible que el Sr. Rivero esté trabajándose su reelección, y hemos de convenir que está en su derecho. Lo que en El País no han percibido es que la oposición a este proyecto tiene una amplia base social en las islas, porque lo que todos perciben allí es que se están jugando su limitada base económica. El turismo es un negocio muy vulnerable, y no es admisible el riesgo cuando la competencia internacional es tan dura: imposible compatibilizar la imagen de turismo de calidad con la industria petrolera, con independencia de que no haya desastres. ¿Rivero actúa en un marco preelectoral? Bien, la consecuencia va en beneficio de la ciudadanía, y parece que no todos pueden decir lo mismo. Ni siquiera quienes deberían estar denunciando intereses mezquinos y en su lugar justifican tropelías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s