Senderos de Gloria

Senderos de gloria (Paths of Glory, 1957) es una excelente película de Stanley Kubrick, basada en la novela homónima de Humphrey Cobb que a su vez se basa en hechos reales sucedidos en 1915, durante la I Guerra Mundial. En ella se muestra cómo, tras el sangriento fracaso de una ofensiva mal concebida y peor ejecutada, el alto mando francés echa la culpa a los soldados, y selecciona a tres aleatoriamente, a los cuales juzga por cobardía y termina fusilando. El mismo general que auspicia el desastre es quien termina ordenando la muerte de sus soldados. Una película muy recomendable ahora que rememoramos la Gran Guerra, a ver si aprendemos algo.

En otro orden de cosas, hay una explicación de cómo se conecta la desigualdad, la pobreza y el cambio climático en África con la extensión del ébola, que voy a dejar a especialistas en la materia. Me interesa mucho más lo que este episodio significa aquí y ahora, porque lo que en el fondo pone de manifiesto es toda una forma de entender la gestión pública y su estrepitoso fracaso. Y no es que no haya antecedentes: desde el “Prestige” al metro de Valencia el PP nos ha facilitado sobradas muestras de cómo hacen sus responsables para “gestionar una crisis”, pero lo singular de esta es que se ha fabricado completa. No se trata de un acontecimiento fortuito sobre el que no se tiene control, o se tiene una responsabilidad más o menos difusa. En este caso, hubo una decisión origen del problema (por cierto costosa y sin sentido): traer a dos personas infectadas a un hospital en España.

Al parecer, desde el PP no se entiende el diseño y uso de sistemas de procedimiento y control basados en conocimiento científico. Estos sistemas, conocidos ahora por “protocolos” (una mala traducción del inglés, para variar) se basan en estudios científicos, y establecen cómo hacer las cosas para no correr riesgos dado el nivel de conocimientos disponibles. Esto se aplica a tratar con enfermedades infecciosas o a construir ciudades: la ciencia nos enseña a no poner casas o fabricas al lado del mar porque se pueden inundar. Ignorando los conocimientos existentes, el gobierno del PP cambio la ley de costas para atender otros intereses; veremos a ver qué sucede cuando un temporal no sólo se lleve los edificios, sino también a sus ocupantes.

El listado de ejemplos de políticas contrarios al conocimiento científico existente es muy largo, pero en este caso se ha dado un salto cualitativo. Obviando el principio de precaución, sin beneficios esperables de ninguna clase (en el mejor de los casos posibles solo se hubiera conseguido salvar la vida de dos misioneros, loable pero sin más trascendencia porque ya no tenemos infraestructura científica para aprovechar la iniciativa), y a un coste muy elevado el gobierno trae un foco infeccioso mortal, sin cura eficaz conocida y en un entorno insuficientemente preparado con personal apenas equipado. Considerando estos elementos, y ante la eventualidad de que algo saliera mal, ¿alguien podía esperar una respuesta diferente a la que vemos?

El previsible resultado (el contagio de alguno de los componentes del equipo sanitario) nos lleva a una respuesta de las autoridades que nos remite a un siglo atrás. La culpa es de los soldados, como nos hacía ver en su papel de general Paul Mireau un impecable George Macready. No importa que toda la operación haya sido un completo disparate, ya se ha seleccionado al culpable. Por cierto, para los que no lo recuerden Macready es el malo de Gilda, tan elegante en la pantalla como en la vida real (nada que ver con Ana Mato, la verdad), pero a mí siempre me ha gustado más su papel en Senderos de Gloria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s