En defensa de nuestros Parques Nacionales

Si el proyecto de ley de Parques Nacionales amenazaba ya con deteriorar hasta lo irreconocible nuestros más valiosos espacios naturales, la enmienda presentada a dicho proyecto de ley por el Partido Popular en el Senado el 21 de Octubre de 2014 supone literal y escandalosamente el final de los Parques Nacionales en España. Dicha enmienda plantea, sencillamente, la NO ENTRADA EN VIGOR del régimen jurídico de protección de un Parque Nacional hasta que el propietario titular de los terrenos no lo decida. Se trata, por tanto, de un hurto genérico del interés general declarado en la propia ley, que, de esta forma, queda sencillamente invalidado. Con la ley enmendada, ya no hay normas derivadas de la condición de Parque Nacional, que se limita a ser una mera marca, y no precisamente de calidad.

Haciendo un poco de historia, esta enmienda habría permitido, por ejemplo, con toda normalidad, en Doñana la construcción de la carretera costera, la urbanización Costa Doñana, y la transformación agraria dentro del Parque Nacional por el plan Almonte-Marismas;  y de prosperar, permite la explotación de gas prevista en Doñana, la ampliación de las pistas de esquí de Sierra Nevada, las maniobras militares en el Archipiélago de Cabrera, las transformaciones hidroeléctricas en Aigües Tortes, la urbanización de Picos de Europa, las actividades mineras en el Teide y en Picos de Europa, la extracción de áridos en Timanfaya, la explotación ganadera, cinegética, y selvícola sin límites, la consolidación de las urbanizaciones y, en general, todo tipo de actuaciones, incluyendo las que hasta la fecha se han desarrollado de forma excepcional o encubierta en los Parques Nacionales.

Es, sencillamente, una enmienda hipócrita y demoledora, que tira por tierra la totalidad de la propia ley a la que se refiere, en tanto que todo lo que se dice a lo largo de la misma queda anulado. Y queda anulado de forma indefinida en el tiempo, hasta que se alcance un acuerdo voluntario con cada titular de los terrenos.

Por otra parte la enmienda no se circunscribe a usos presentes en el territorio, sino que ampara cualquier derecho real que pueda existir en el  futuro, sin ningún tipo de limitación. Si mañana aparece petróleo en Doñana, se podrá explotar; si pasado mañana un Ayuntamiento recalifica la mitad de Picos de Europa, se podrá urbanizar. En esencia, lo destruye todo. Así de simple. Y lo destruye  todo con efectos retroactivos. Incumple todo principio de interés general, vulnera la normativa comunitaria, desprecia la primacía de lo público y ataca todo interés por la conservación.

Ya no habrá ningún lugar en el territorio nacional de España donde conservar el patrimonio natural sea más importante y prioritario que cualquier otra cosa. El intento no declarado de solucionar cuestiones puntuales reivindicadas por individuos afines al Partido Popular va a dinamitar para siempre el antaño ejemplar sistema de Parques Nacionales de España.

Iniciativa ciudadana en defensa de los PARQUES NACIONALES https://www.change.org/p/gobierno-de-espa%C3%B1a-los-parques-nacionales-son-intocables-no-a-la-enmienda-278#

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s