Inasequibles al desaliento

“Inasequibles al desaliento” es una consigna muy vinculada a la más rancia derecha franquista, pero que sin duda expresa un cierto enfoque, una forma de entender el mundo: viene a decirnos a todos que no importa nada de lo que suceda, porque tenemos una visión que es la que vamos a implementar. Este comentario no viene al caso de la reciente aprobación de la ley de seguridad ciudadana, que como tantas políticas del PP se les puede aplicar las tres “i” (innecesaria, inoportuna, inconveniente), sino a la nueva iniciativa de “desarrollo económico y creación de empleo” con la que estamos amenazados los madrileños.

Inasequibles al desaliento tras el fracaso de Eurovegas, los gobiernos nacional, regional y local lanzan una nueva ofensiva en busca de la reactivación económica que es, simplemente, más de lo mismo. ¿Qué ha cambiado ahora? Bueno, parece que se ha encontrado un nuevo inversor, esta vez es chino, y tenemos nueva localización, dejamos Alcorcón y nos movemos a la misma ciudad de Madrid. En concreto, al barrio de Campamento. La idea es básicamente la misma: casinos, hoteles de lujo, viviendas de lujo…

La propuesta se localiza ahora en una zona que décadas atrás estaba ocupada por instalaciones militares, lo que hace que los actores intervinientes en esta zona sean los tres niveles administrativos que operan en la ciudad, porque es el Ministerio de Defensa el dueño del terreno. Estas instalaciones fueron quedando obsoletas en los años 80 del pasado siglo, y durante más de una década quedaron en el olvido, hasta que en el inicio del siglo XXI la necesidad de vivienda social animara a la oposición regional (PSOE e IU) a promover su recuperación. Estos intentos murieron por la misma cuestión: la especulación. El último intento serio fue el promovido por el primer gobierno Zapatero, y sucedió lo que todos temíamos: frente a las propuestas de promoción social y económica el tándem Gallardón (entonces alcalde) – Aguirre (presidenta regional) preferían más intensidad edificatoria y vivienda libre.

Para que quede patente la diferencia de modelo, para que nadie tenga dudas de lo que quieren unos y otros, esta versión reducida de Eurovegas se pretende emplazar en ese espacio que la izquierda madrileña pretendía dirigir a la rehabilitación urbana y la vivienda social. La cuestión es que el modelo sigue siendo igual de indeseable ahora que antes, sus virtudes aparentes son igual de falaces ahora que antes, la quimera de la creación de actividad y empleo es la misma ensoñación, e igual que antes las consecuencias económicas y sociales de su implantación serían igual de perjudiciales. Así pues, en la defensa de una ciudad más sostenible, más moderna y con una economía basada en el conocimiento y de más valor añadido, que cree empleo y oportunidades de verdad para todos, tendremos que seguir alzando la voz, pese a que hoy quieran amordazarnos. Deberemos ser nosotros también inasequibles al desaliento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s