Tasa de descuento

La tasa de descuento es el precio que tenemos que pagar por tener en el presente un ingreso futuro. Aparentemente puede parecer un problema de ajuste de precios bastante técnico, pero esconde un problema de filosofía económica muy serio: ¿qué vale más, el presente o el futuro?

Un ejemplo: Cuando se habla de políticas de mitigación y adaptación al cambio climático, quienes defienden posturas de lo que yo denomino “negacionismo blando” suelen plantear el coste de muchas de ellas como una barrera a su implantación. Quienes sostienen esto no niegan la teoría científica, pero no consideran la cuestión tan grave como para justificar medidas de corto plazo. Esto se basa, precisamente, en la tasa de descuento que aplicamos al conjunto de la economía. Si consideramos una tasa de descuento positiva, estamos diciendo que el futuro es menos valioso que el presente, y cuanto más alta, más rápido se deprecia conforme el plazo es mayor. Por tanto, con una tasa de descuento positiva será sensato no implementar políticas costosas que puedan reducir (o hacer que no crezca) el PIB. Y no hacen falta cifras muy elevadas, con un 5% es bastante para asegurarse de la irrelevancia de nada más allá de cinco años.

Para que nadie crea que los economistas somos sistemáticamente estúpidos, Sir Nicholas Stern, con la publicación de su famoso informe en 2005, le dio un vuelco a la argumentación. Sus estimaciones de pérdidas de PIB en caso de no hacer nada estaban en torno al 20% del PIB, mientras que las políticas supondrían un 1% o 2% de coste durante algunos años. Posteriormente, el cambio a una economía baja en carbono abriría un nuevo campo de oportunidades, la economía global se habría transformado. Este planteamiento tiene un supuesto básico: la tasa de descuento es cero, que es como decir que el futuro vale lo mismo que el presente.

El concepto puede extenderse de la economía a otras áreas, como no. Los comportamientos humanos, enfrentados a decisiones con proyección temporal, incorporan intuitivamente una tasa de descuento concreta. Por lo general, quienes tienen una posición cómoda en el presente suelen tener altas tasas de descuento, frente a quienes solo pueden confiar en un mejor futuro. Un ejemplo muy claro es lo que está pasando actualmente en el PSOE: quienes defienden la abstención a una investidura de Rajoy están descontando muy alto el coste a corto plazo, probablemente porque tienen un interés muy claro en mantener la situación actual.

El coste a corto plazo es repetir las elecciones, dado que Rajoy, cuya nefasta gestión abrasa a cualquiera que se ponga a su lado, no se mueve de su puesto y nadie del PP está dispuesto a intentar derribarle. Si ante el desastre del 20 de Diciembre el PP hubiera funcionado como un partido europeo, las cosas hubieran sido muy distintas, pero allí también se funciona con tasas de descuento muy elevadas. Siendo realistas, el problema de unas elecciones de nuevo sólo existe para la izquierda. El PP se dirige a su electorado fortaleciendo su mensaje e imagen (y apuntalando de paso a un líder depreciado), lo que perjudica a Ciudadanos, que al no haber actuado con visión de largo plazo va a sufrir un duro castigo (sus votantes se desaniman).

La izquierda en general ha actuado desalentando a sus bases y votantes, porque les han quitado el horizonte de un gobierno alternativo a la derecha: ya ha quedado claro que no se van a entender, y eso desmotiva y favorece el abstencionismo. Y en esa línea, el PSOE lo tiene aun peor, porque si se llega a ese punto no quedaría más remedio que arrancar la campaña con una posición favorable a pactar con Podemos, única forma de hacer creíble que se quiere un gobierno de cambio. Y para llegar a eso y que sea creíble, habría que presentar una candidatura adecuada, con respaldo del aparato del partido. No es imposible, pero quienes tienen que aceptar eso son los mismos que defenestraron a Pedro Sánchez, y tienen la tasa de descuento muy alta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s