archivo

Medio ambiente

Es triste reconocer que la ciencia económica, si es que podemos emplear el término “ciencia” junto a “economía” sin que resulte un oxímoron, está en general desconectada del mundo físico, así que cuando un economista se lanza a hablar de cambio climático, como es el caso del artículo de John Gray en El País del pasado día 9 de junio, voy rápido a ver si hay un rayo de esperanza. Aparte de reconocer la realidad, sus consecuencias y repercusiones, el artículo es bastante frustrante. No hay un diagnóstico solvente porque los fundamentos de la teoría económica convencional siguen anclados en planteamientos decimonónicos, y en consecuencia las propuestas son, en el fondo, más de lo mismo. Afortunadamente, no soy el único que se ha dado cuenta. En un excelente artículo en eldiario.es Marga Mediavilla desnuda la pobre argumentación del profesor de la London School of Economics, y de hecho deja en evidencia la miseria intelectual de la actual Teoría Económica.

Read More

Hoy, por fin, se ha puesto en marcha “Madrid Central”. Para todo aquel que no sepa lo que es o que no haya oído hablar del asunto bien por venir de Marte, bien por despiste, la cuestión se explica deprisa: es la versión madrileña de las áreas de tráfico restringido que ya hay en Londres, París, Berlín,… o incluso Pontevedra. Toda una novedad, vaya.

La necesidad de restringir el tráfico de vehículos en el centro de las ciudades es una evidencia ante los gravísimos problemas de congestión, contaminación y ruido que se registran. Como ya hay muchos estudios sobre la morbilidad asociada a estos fenómenos no me detendré en ello, basta una consulta a la web de la Organización Mundial de la Salud, o a la Agencia Europea de Medio Ambiente. El problema no es solo el perjuicio directo, sino que la contaminación atmosférica, por ejemplo, es un factor coadyuvante en multitud de patologías, y no sólo respiratorias, que alcanza incluso al desarrollo mental de los niños. Y cabe subrayar que el responsable de esa contaminación es el tráfico, pues el resto de agentes emisores (las calefacciones, por ejemplo) en Madrid no llegan al 20% del total de emisiones. El tráfico, además, nos añade ruido y congestión, por lo que la cuestión es, por tanto, restringirlo. Hay qué decidir qué, y sobre todo cómo implementar esas restricciones, o dicho en otras palabras, tener una política.

Read More

El “Earth Overshoot Day” es el día del año en el que la demanda anual de la humanidad sobre la naturaleza excede lo que la nuestro planeta puede regenerar durante ese año. El 1 de agosto de 2018 hemos alcanzado esa fecha; hemos emitido más CO2 a la atmósfera de lo que nuestros océanos y bosques pueden absorber, hemos agotado pesquerías y talado bosques más rápidamente de lo que pueden reproducirse y volver a crecer, consumimos más agua limpia de la que los ecosistemas pueden depurar,… En 2016 fue el 8 de agosto, ¡en dos años hemos retrocedido siete días! La fecha fue establecida por la Global Footprint Network (Red Global de la Huella Ecológica), un centro de investigación en torno a la gestión de los recursos naturales y el cambio climático con sede en Oakland, California, EEUU, y pretende expresar de una forma bastante intuitiva lo que realmente estamos haciendo con nuestro planeta: vivir a crédito. Por supuesto, no todo el mundo es igual de irresponsable. El gráfico que adjunto nos muestra cuando sería el día del desbordamiento si viviéramos como un ciudadano medio en diversos países del mundo.

Siempre me ha gustado esta expresión, que parece no sólo un buen deseo, sino una exigencia para cualquier política. Si la ciencia y la tecnología nos han permitido llegar al nivel de bienestar del que disfrutamos, parece más que razonable exigir siempre que cualquier propuesta política cuente siempre con el respaldo del mejor conocimiento que se pueda tener.  Todo esto es muy bonito hasta que llegan los prejuicios ideológico-religiosos, o peor, como ya advertía Quevedo en el siglo XVII, del poderoso caballero que es don dinero. Parece ser que el límite de la ciencia en España está ahí. Cerramos el pasado mes de junio con la aprobación en el Congreso de una modificación en la ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad que permitirá la suelta de especies invasoras con fines “económicos, sociales y culturales”. Se aprobó con el voto favorable de toda la derecha parlamentaria y el voto en contra de toda la izquierda, si bien lo relevante técnicamente es que contó con la desaprobación general de toda la comunidad científica.

Read More

Estaba aun discutiéndose la moción de censura y no podía evitar fantasear con las urgencias que, en materia ambiental, más acuciantes me parecían. Una vez que la moción salió adelante empezaron a apuntarse algunas cuestiones y, cómo no, hice mi lista. Y cuando por fin hemos conocido a la que es ahora Ministra de Transición Ecológica, reconozco que es un esfuerzo un tanto estéril: Teresa Ribera conoce los problemas y con seguridad tiene un cuadro de prioridades perfectamente definido. Lo digo con conocimiento, porque he tenido ocasión de asistir a conferencias y mesas redondas en las que ha participado. Podremos ajustar grados, pero de lo que no cabe duda es que a la nueva ministra no vamos a ilustrarla precisamente. Así que entrando en materia me atrevería a decir que hay seis grandes cuestiones, que obviamente pueden desagregarse, pero que me parece interesante abordarlas en bloque. Queda abierto el debate:

Read More

Sí, hace frío. Hemos empezado la primavera con nevadas y lluvias, y el mes de marzo ha sido más lluvioso y frio que la media histórica. O cómo se suele decir, más frio de lo normal (que miedo me da usar esta palabra). Y me lo comentan amigos y conocidos como si tuviera alguna responsabilidad por dedicarme a estos temas, como diciendo “¿dónde está el calentamiento global ese?”. Cabe recordar que no se puede confundir el tiempo meteorológico (lo que en inglés se denomina “weather”, mira que les envidio tener una palabra específica) con el clima (en inglés, “climate”), porque esto es un error propio del primo de Rajoy, pero creo que podemos (y debemos) darle una vuelta más a la pregunta.

Read More

El pasado 22 de Enero salto a los medios una noticia de esas que parecen de la sección “curiosidades”: Ciudad del Cabo, la segunda ciudad de Sudáfrica (con más de cuatro millones de habitantes) y una de las más importantes del continente, se va a quedar sin agua. Las predicciones sobre la fecha concreta son variables, pues las reservas están vinculadas a las precipitaciones, pero en un horizonte de 90 días la ciudad no podrá garantizar suministro alguno de agua a sus habitantes.

Read More