archivo

Política

He contemplado un tanto perplejo desde la noche electoral los análisis sobre los resultados en Cataluña, y no deja de sorprenderme que haya alguien a quien le sorprendan. Aunque hace un par de años me propuse seriamente escribir sobre este tema, reconozco que me ha podido la pereza: este es un debate decimonónico. Léase literalmente la expresión, porque estamos discutiendo de asuntos conceptualmente bastante superados: la idea de que la Nación es el fundamento del Estado, en el mundo globalizado actual y en un país como el nuestro, es como reclamar la vigencia de derechos feudales en el Manchester de la Primera Revolución Industrial.

Read More

Anuncios

Al acabar este año, el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) va a despedir a 90 científicos, cancelando sus proyectos de investigación y haciendo que la ciencia española de un nuevo paso atrás. No será el único caso, afecta a más centros de investigación, y coincide con la situación de estrangulamiento de la Plataforma Solar de Almería, el mayor centro en investigación solar de Europa.

Read More

La celebración del Orgullo, un fasto comercializado globalmente que no ha hecho que se olvide su carácter reivindicativo pese a todo, ha coincidido (entiéndase la ironía) con la propuesta legislativa de Ciudadanos sobre maternidad subrogada. En principio son dos fenómenos independientes, pero reconozcamos que han sido vinculados por un hecho común: el poderoso papel del dinero como vía de normalización.

Read More

Y por fin llegaron las primarias socialistas. La falta de visión estratégica de la que han hecho gala los gestores del PSOE es significativa, pues habiendo podido solucionar el conflicto abierto con rapidez, han preferido dilatar los tiempos. Es un clásico de los últimos años, dicho sea de paso, porque Rubalcaba estuvo jugando tres años al “vamos a renovarnos” y… estas son las consecuencias.

Read More

En un cierto sentido, llevamos un arranque de año que casi podríamos denominar “medieval”: acompañando al fanatismo islamista, al que parece que ya descontamos toda clase de enfoques segregadores de la condición humana, el cristianismo ultra parece que ha despertado en España con el “incidente del autobús”. Tal vez esto sea una ingenuidad por mi parte, porque alguno me dirá que el integrismo cristiano no se ha dormido nunca. En Estados Unidos ha llegado a la vicepresidencia, en España los obispos hacen sus declaraciones acogiéndose a una libertad de expresión de la que no gozan quienes tienen una visión opuesta a sus planteamientos, y encima se puede apreciar como no somos los que peor estamos en Europa en este terreno.

Read More

El debate climático se ha trasladado estos días a Marrakech, en una nueva COP que, en teoría, debería ser la primera en concretar medidas y actuaciones. Al final y en tiempo de descuento, se ha arrancado un compromiso de mínimos, una tímida agenda que al menos marca unas cuantas cuestiones relevantes: es un mensaje claro de que la comunidad internacional ha entendido el problema, y por ello el proceso se hace irreversible. Es un mensaje necesario en el momento en el que ha accedido a la presidencia del país más contaminante de la Tierra un negacionista.

Read More

La tasa de descuento es el precio que tenemos que pagar por tener en el presente un ingreso futuro. Aparentemente puede parecer un problema de ajuste de precios bastante técnico, pero esconde un problema de filosofía económica muy serio: ¿qué vale más, el presente o el futuro?

Un ejemplo: Cuando se habla de políticas de mitigación y adaptación al cambio climático, quienes defienden posturas de lo que yo denomino “negacionismo blando” suelen plantear el coste de muchas de ellas como una barrera a su implantación. Quienes sostienen esto no niegan la teoría científica, pero no consideran la cuestión tan grave como para justificar medidas de corto plazo. Esto se basa, precisamente, en la tasa de descuento que aplicamos al conjunto de la economía. Si consideramos una tasa de descuento positiva, estamos diciendo que el futuro es menos valioso que el presente, y cuanto más alta, más rápido se deprecia conforme el plazo es mayor. Por tanto, con una tasa de descuento positiva será sensato no implementar políticas costosas que puedan reducir (o hacer que no crezca) el PIB. Y no hacen falta cifras muy elevadas, con un 5% es bastante para asegurarse de la irrelevancia de nada más allá de cinco años.

Read More